Cómo pintar melamina con pintura a la tiza

Cómo pintar un mueble de melamina

No hay nada mejor que los muebles de materiales naturales y de calidad como el mármol o la madera, pero cada vez son más comunes los muebles de materiales derivados y sintéticos, por ejemplo muebles de MDF cubiertos de melamina. El aspecto de este material puede ser un poco cutre (especialmente cuando intenta imitar a la madera), pero no preocuparrrrrse porque voy a contarte cómo pintar melamina con pintura a la tiza para que quede deluxe.

Siendo sinceros, entre la madera y la melamina no hay color. La madera es un material de mucha más calidad y también más versátil. Puedes teñirla, pintarla, decaparla, volverla a pintar, volverla a decapar… un mueble de madera puede pasar por 10 looks distintos y durarte para toda la vida.

La melamina es más limitada. Es un material plástico, con lo cual básicamente puedes transformarla con vinilo adhesivo, con papel pintado o con pintura, que es la forma más sencilla y lo que voy a explicarte en este post. Es un material que se utiliza desde hace muchos años, como en los muebles de salón antiguos.

Cómo cambiar el aspecto de un mueble de melamina con pintura

Materiales para cambiar el color de un mueble de melamina

Se necesitan pocos materiales para hacer este trabajo:

  • Pintura a la tiza del color que quieras. Si me permites un consejo, en pintura siempre obtienes lo que pagas. Es decir, cuanto más cara sea la pintura, mayor calidad. ¡No escatimes! Escoge el color que vaya con tu decoración.
  • Brocha plana. La brocha nos servirá para los detalles. De nuevo, te merece la pena invertir un poquito más en una brocha de calidad que tenga las cerdas finas, ya que dejará muchas menos marcas.
  • Rodillo pequeño de piel de melocotón (opcional). El rodillo te ayudará con las superficies lisas. Si el mueble que vas a pintar está lleno de detalles, quizá te llegue sólo con la brocha. Es importante que sea del tipo piel de melocotón porque son los que dejan menos marcas.
  • Lija de agua de grano 600 u 800.
  • Cera o barniz. Dependiendo del acabado que le quieras dar.
  • Trapo de algodón (opcional). El trapo sólo te hará falta si decides rematar el mueble con cera.

Cómo pintar melamina con pintura a la tiza paso a paso (y que quede bien)

Paso 1. Limpiar BIEN el mueble

Este paso se aplica a cualquier superficie que quieras pintar, ya sea melamina, madera, metal, plástico, cristal… lo que sea.

El motivo de que este paso sea tan importante es que si el mueble no está bien limpio, la pintura se adherirá a la suciedad no al mueble en sí, y esto hará que con cualquier golpe se desconche fácilmente.

Saca el quitagrasas si hace falta y, antes de ponerte manos a la obra, asegúrate de que la superficie que vas a pintar está perfectamente limpia.

Paso 2. Imprimar

La teoría dice que con la pintura a la tiza no hace falta ni lijar, ni imprimar pero la melamina es un material tan poco poroso, que yo recomiendo utilizar una buena imprimación para asegurarte que la pintura se agarre bien al mueble.

La imprimación se aplica como la pintura. Utiliza la brocha para los detalles y el rodillo mini para las superficies planas.

Paso 3. Pintar

Después de dejar secar la imprimación 24 horas, toca por fin la parte artística.

Te voy a contar cómo pintar melamina con pintura a la tiza y que quede bien lisita y sin brochazos. El truco nº1 para pintar con pintura a la tiza, o chalk paint, es diluirla con un poquito de agua. Este tipo de pintura, como su propio nombre indica, tiene una base de tiza, lo que hace que se agarre muy bien pero también que sea muy densa y cueste extenderla. Por eso recomiendo diluirla un pelín para facilitar el trabajo y que, además, nos queden menos marcas de brochazos.

La pintura a la tiza cubre mucho y, normalmente, con un par de capas es suficiente. El truco nº2 para pintar con chalk paint, es dejar secar entre capa y capa y pasar la lija fina suavemente para eliminar cualquier pequeña imperfección. Importante, como dije antes, limpiar el polvillo bien con un trapo antes de volver a pintar.

Utiliza un trapo húmero ya que agarrará mejor el polvo.

Otra opción es utilizar pintura a la tiza en spray, como hice para renovar este otro mueble de melamina. Eso sí, la pintura en spray mancha MUCHO. Si no tienes un espacio fuera para poder hacerlo, se te complica la cosa.

Paso 4. Sellar

Después de dar la última capa, espera otras 24 horas para asegurarte de que el mueble está completamente seco, antes de darle el acabado final.

¿Por qué es importante sellar la pintura? Porque cualquier pintura acabado mate, como es la pintura a la tiza, es muy porosa y absorbe fácilmente la suciedad. Para evitar manchas, es necesario sellarla.

Aquí tienes dos opciones: rematarlo con barniz acabado mate, brillo o satinado (el que tú prefieras), o sellarlo con cera. Si es una superficie muy expuesta, como puede ser el sobre de una mesa, te recomiendo utilizar barniz, porque es más duro. Si es un mueble más decorativo, como un aparador, un cabecero o similares, el acabado a la cera es ideal.

El barniz se aplica con brocha y rodillo, igual que la pintura, y la cera se aplica con un trapo de algodón frotando la cera contra el mueble. Importante que no suelte pelusilla, lo ideal es un trozo de sábana vieja.

Cómo transformé un mueble de baño de melamina con pintura a la tiza

Si me conoces un poco ya sabes que mi especialidad es transformar habitaciones y muebles. Mi casa está decorada prácticamente entera con muebles y accesorios transformados o hechos por mí, como este espejo renovado

Uno de los últimos que he incluido en mi decoración es este mueble de melamina que compré en Wallapop.

Cómo era el mueble cuando lo compréEste mueble de baño estaba nuevo a estrenar. En perfecto estado… pero muy necesitado de un nuevo look.

Normalmente compro sólo muebles de buena calidad porque, como decía al inicio de este post, son más duraderos y más versátiles. Con este mueble hice una excepción.

El mueble estaba nuevo, sin estrenar. Era de un carpintero que lo había hecho para su propio baño pero se equivocó con las medidas y por eso lo puso a la venta. La forma y el tamaño eran ideales para lo que estaba buscando y por eso lo compré.

Ese acabado imitación roble me pone los pelos de punta, con toda sinceridad, así que tenía claro que quería hacerlo desaparecer.

Lo primero que hice fue forrar la parte superior con un vinilo adhsesivo imitación abeto, un color que me gusta más.

Lo siguiente fue pintarlo. Primero opté por un diseño en tonos pastel que, es bonito, pero un poco infantil para mi estilo.

Así quedaba pintado el muebleAsí quedó el mueble la primera vez que lo pinté. Quedaba bonito pero demasiado dulce/infantil para mi estilo.

No es feo, pero no encajaba para nada con mi decoración (las prisas son así de malas) así que decidí cambiarlo por un diseño mucho más fresco, más moderno y más yo. Si te gusta mi estilo, puede seguirme en y ver más ideas para pintar y renovar muebles

Pinté el fondo en blanco con pintura a la tiza, y después marqué las formas geométricas con un lápiz. Para dibujar los rombos utilicé una regla, para el círculo utilicé el viejo truco de atar un lápiz a un cordel. Algunas las pinté en rojo y otras en negro.

Cómo pintar un mueble de melamina con pintura a la tiza

Cómo pintar un mueble de melamina

Para hacer las rayas, utilicé cinta de carrocero especial para superficies delicadas. La coloqué sobre las formas geométricas de forma alterna y pinté las partes al descubierto en color blanco. Para este tipo de trabajos lo ideal es utilizar un pincel para stencil o estarcido, ya que evitas que la pintura se cuele por debajo de la cinta.

Para levantarlo un poco del suelo le puse ruedas y, para terminar, le cambié los tiradores por unos negros de IKEA.

Así quedó el mueble transformado

Ahora es uno de mis muebles favoritosAhora este rincón se ha convertido en uno de mis favoritos de toda la casa.

Antes y después del mueble de melamina

La parte más trabajosa fue, sin duda, colocar la cinta de carrocero para hacer ese dibujo con las rayas pero, ¡tampoco creas que fue para tanto! Es divertido crear tus propios diseños y decorar tu casa con piezas única, ¿no te parece? Si quieres ver más transformaciones y aprender más sobre decoración, puedes registrarte gratis en mi Club de las casas felices.

¿Te atreves a pintar tus muebles de melamina?

8 Comments on “Cómo pintar melamina con pintura a la tiza”

  1. La primera versión es preciosa pero la segunda no me puede gustar más, original, súper especial y tan tú… ¡Genial, como siempre, María!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *