Silla del Rastro renovada

María · Dr. LivinghomeMuebles renovados22 Comments

Una nuevo look para una silla del Rastro

Más de una vez me he encontrado sillas abandonadas que tienen el tapizado en mal estado o una pata rota, pero tienen una estructura preciosa y poco común. Para mí eso es lo importante porque el resto se puede renovar.

Cuando vi esta silla en el Rastro, me enamoré de su forma aunque estaba hecha polvo: el barniz lleno de arañazos y marcas, la tapicería llena de roña, el asiento hundido… Además el tapizado no podía ser más feo y triste. No llegaba a ser mid-century, pero había algo en su silueta que resultaba muy atractivo.

Me pareció que con un lavado de cara, podía renovar la silla y convertirla en una silla que pareciera sacada de una tienda de diseño.

Silla reciclada de diseño

Cómo reciclar una silla de diseño

Lo primero fue desmontarla. Esta vez la llevé al tapicero en lugar de hacerlo yo misma porque el tapizado tenía costuras y en ese momento todavía no había tocado una máquina de coser. Si quieres aprender a tapizar, no te pierdas mi post sobre cómo tapizar una silla.



Silla reciclada de diseño

Mientras la silla era tapizada me puse a trabajar en la estructura de madera. El primer paso, decapar la silla utilizando decapante químico. El decapante es una sustancia química que descompone la pintura. Se echa directamente sobre la pintura o barniz con una brocha y después se retira con una espátula.

Silla reciclada de diseño

No te voy a engañar, decapar una silla o cualquier otro mueble es un auténtico rollo porque es muy pringoso, pero ver la veta de madera aparecer bajo esos horribles barnizados industriales es uno de mis momentos favoritos. Ahí es cuando asoma todo el potencial del mueble, como un lienzo en blanco. En ese momento me digo a mí misma “¡Lo sabía!”.

Silla reciclada de diseño

Una vez decapada y lijada la silla, teñí la madera. Si quieres oscurecer la madera de una silla, es mejor teñir primero la madera utilizando un tinte y después aplicar barniz transparente.

El barniz que incluye tinte, tiende a ocultar la veta en lugar de resaltarla.

Tenía ganas de probar el barnizado a muñequilla así que lo intenté. Es un proceso muy lento para el que hay que tener bastante maña, y si lo haces bien el brillo que tiene es inigualable. Para ser mi primera vez no quedó mal pero nada que ver con esos acabados que había visto conseguir a los expertos.

Si no quieres complicarte la vida, mi consejo es que, para un acabado mate utilices cera y para un acabado brillo utilices un barniz transparente normal y corriente.

Silla reciclada de diseño

Silla reciclada de diseño

Al elegir la tela para renovar mi silla tenía claro que no podía irme a algo aburrido o demasiado clásico. Quería un diseño atemporal, como las sillas de diseño. Cuando vi esta tela en la tienda me cautivó inmediatamente. Me recordó a las manchas de tinta de los famosos test de Rorschach…

… pero todos los demás dicen que es una vaca.

Silla reciclada de diseño

Silla reciclada de diseño

Los reposabrazos los tapicé con lino natural. Tapizarlos también la tela de Rorschach/vaca me parecía que sería demasiado repetitivo y me encantaba el contraste con el lino. Me parece que así le da un toque más de diseño.

Silla reciclada de diseño

Silla reciclada de diseño

Silla reciclada de diseño

Aquí está la silla reciclada de diseño posando junto a la silla reciclada de estilo boho que posteé hace unas semanas.

Estoy muy contenta con el resultado. Ya se ha venido conmigo por dos casas y me gusta tanto como el primer día.

¿A ti te gusta el resultado?

5 trucos para decorar tu casa

22 Comments on “Silla del Rastro renovada”

  1. 1. Sí, a mí también me parece vaca xD
    2. Me chifla el resultado.
    3. Quiero ir de compras contigo por el rastro.
    4. También quiero ver toda tu casa ¡!
    5. Qué maravilla de suelo de madera tienes, ¿te importaría comfesarme de dónde lo has sacado?

  2. 1. :'( Ya me he resignado 😛
    2. Gracias maja!!!
    3. Vamos cuando quieras!
    4. Por partes 😀
    5. Pues te confieso que vivo en un piso de alquiler y el suelo ya estaba cuando entré, así que no te puedo decir. Eso sí, mi casero estará contentísimo con tu comentario porque no para de repetirnos lo increíble que es este suelo y la suerte que tenemos, que no vamos a encontrar otro suelo así ¬¬ Según mi hermana es algún tipo de madera tropical pero no sé más

  3. Me encanta el resultado, alucino con tus transformaciones aunque sean con ayuda. La elección de las telas un 10 y la decisión de comprar la silla también, la estructura es chulísima, nada convencional. Me apunto a las compras!

  4. Nos encanta la transformación y como nos la has explicado. Ya vemos que no le tienes miedo a nada, ¡ni a la muñequilla! (nosotras aun no lo hemos intentado…) Y María, sintiéndolo mucho, para nosotras también es una vaca… jejejejeje

    Un beso fuerte de las dos

    J&Y

  5. Alaaa qué silla tan bonita, me encanta el estilo con esas líneas tan rectas!!! muy buena compra, seguro que esperaba a alguien que viera su belleza a golpe de vista y pudiera cumplir con su función.
    Que bien que hayas dejado esa madera a la vista, muy buen trabajo por tu parte. Trabajar a muñequilla es todo un arte, es practicar y dedicarle tiempo. Pero has empleado goma laca? he leído barniz. Bueno, encantada de leer tu experiencia.
    Fíjate que yo no veo el dibujo de piel de vaca, creo que las manchas son distintas. Pero me encanta el punto que le da la tela a la silla, y el reposabrazos en tono claro también.
    El cambio ha sido de 10, te felicito por el trabajo. Ahora me quedo en tu blog, me gusta la gente que tiene la filosofía de recuperar objetos y muebles. Qué paseo más bueno me voy a dar. Un placer conocerte gracias a Diariodeco.
    Besos

  6. Gracias Mar!! Eso me pareció cuando la vi, que no era una silla muy común y tenía su aquel. Creo que has puesto mal la dirección de tu blog, no me deja entrar 🙁

  7. Miedo nada! Si hubiese pagado un dineral por la silla pues me lo pensaría pero no es el caso para nada 😀
    Ya me he resignado con la vaca.. ainnssss… un beso!!!!

  8. Hola Beatriz! Sí, empleé goma laca en escamas disuelta en alcohol. No sé si habré puesto barniz en el texto, igual se me ha escapado. Pero no, lo hice con goma laca como manda la tradición 😉
    Verdad que no? Yo creo que lo que pasa es que esta gente ha visto muy pocas vacas, jajajajajaja… las vacas tienen unas manchas más grandes, eso sería una vaca parecida a un dálmata, una cosa muy rara. Pero bueno, creo que somos minoría. Pasa y curiosea todo lo que quieras, claro, estás en tu casa.
    Un beso!

  9. Hola María!!

    Gracias por tu comentario en mi blog, me ha hecho mucha ilusión leerte y ahora pasarme por tu MARAVILLOSO blog… otra galleguiña afincada en Madrid a la que le gusta tunear muebles y también diseñadora gráfica? pero bueno!! coincidimos en muchas cosas!!

    La transformación de la silla espectacular, no parece la misma, me encanta como la has tapizado con esas dos telas y me chifla como queda con el resto del conjunto de muebles y objetos que tienes en esa estancia, super personal, rompedora y super vintage!! Total!!

    Biquiños riquiña, te sigo!

  10. Te ha quedado genial, la verdad que la silla es preciosa, tanto el diseño como la madera. Muchas veces cuando decapas te llevas la desgraciada sorpresa de que cada pieza de madera es diferente y toca pintar, pero esta te ha quedado estupenda.

    un salón precioso..

    Un beso,

    Andrea.

  11. Hola Lorena!!

    A mí me ha hecho mucha ilusión que comentes 🙂 Ya ves que coincidimos en cosas!! Yo creo que es la magia de nuestra tierra, que nos vuelve creativos, jajajaja. Bienvenidísima al blog!

  12. Hola Andrea! Ya, nunca sabes qué te vas a encontrar pero ahí también está la magia, no? A mí me encanta 🙂
    Muchas gracias!! Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *