Noticias, novedades y cambios

María · Dr. LivinghomeOff topic44 Comments

Agárrense que vienen curvas

Este verano ha sido uno de los más raros de los últimos años. Lo pasé casi entero en Galicia en casa de mis padres y… déjame decirte una cosa.

Cuando tienes 24 años y vives fuera, mola muchísimo volver a casa de papá y mamá por vacaciones. Cuando tienes 33 años y un perro y vives fuera, volver a casa de papá y mamá mola mucho los primeros 7 días. Después ya empiezan a entrarte ganas de arrancarte los pelos uno a uno.

No es que no adore a mis padres, no es que no me encante estar con ellos, no es que no les quiera muchísimo y no es que no hagan todo lo posible por hacer sentir bien a cada uno de sus hijos, PEEEEEERO necesito mi espacio. Necesito ir, venir, hacer y comer lo que me dé la gana cuando me dé la gana sin dar explicaciones de porqué, cuándo o cómo. Seguro que más de una entiende lo que digo.

Peggy y mi helado

Peggy y yo disfrutando de la vida (al menos yo que soy la que se está zampando el helado)

No tenía pensado empezar el primer post de la nueva temporada quejándome pero después de no “veros” durante estos meses me apetece haceros un pequeño resumen de lo que ha pasado en ese tiempo (con suerte el año que viene empezará con un “pues nuestro viaje en caravana por Nueva Zelanda salió fenomenal”… soñar es gratis, una lástima que los viajes en caravana por Nueva Zelanda no lo sean).

Otra cosa ha pasado en este tiempo que no nos hemos “visto”, concretamente ha pasado en las últimas dos semanas. Algo que va a tener un impacto tremendo en el blog y que llevo queriendo contaros mucho tiempo pero me apetecía esperar y daros la sorpresa. ¡Nos mudamos!

Sí, amiga, nos cambiamos no sólo de piso sino también de ciudad.

Te dejo Madrid

Síiiiii, ay, me voy otra vez, ¡ahí te dejo Madrid! No soy yo muy fan de Shakira pero esta canción me viene al pelo para contaros que nos largamos de Madrid.

Con 21 años me mudé a esta ciudad, con 23 me escapé de ella durante 9 meses y después volví para quedarme. Este mes cumplo 34 así que más o menos he pasado unos 12 años en la capital. Más que suficiente. Hace 4 años tomé la decisión de marcharme y al final me quedé porque encontré a Mick (y cuando encuentras a una persona como Mick te quedas en Madrid o donde haga falta), pero sabía que tarde o temprano nos acabaríamos escapando y por fin ha llegado el momento.

Madrid tiene muchas cosas buenas pero nunca ha sido mi ciudad, nunca me he sentido como en casa y nunca me enamoré de ella como me enamoré de Londres o de Lisboa. No es mi sitio y no me veo pasando allí mi vida entera, así que era hora de cambiar.

¿A dónde nos vamos? Pues me vuelvo a casa, a mi queridisisisisisísima Galicia. Vuelvo junto al mar, junto a mi familia (juntos pero no revueltos, la mejor fórmula ;), junto a lo que queda de mi pandilla de toda la vida, junto al sonido de las gaviotas… ay ay ay, ¡que se me saltan las lágrimas!

Peggy y las palomas

Peggy espantando a las palomas en la plaza de la Herrería, entretenimiento de los niños pontevedreses desde tiempos inmemoriales. La zona vieja de la ciudad es taaaaan bonita…

Hace 12 años me fui porque quería ver cosas distintas y ahora que he visto cosas distintas en distintos países, no he encontrado nada que me guste más. Bueno, me mudaría a Londres o cualquier otro punto del UK encantada de la vida pero Mick no está por la labor, además de que con el Brexit no está el horno para bollos, jajaja, así que aquí nos hemos venido a las Rías Baixas.

Mick sí estaba muy contento en Madrid. Deja a sus amigos y deja la que ha sido su ciudad durante diez años, así que el vértigo ha sido importante. Le gusta mucho Galicia y espero que se adapte a la vida aquí y se haga su huequito.

Esta es mi mudanza número 14 en 12 años y la odié tanto como la primera. Recuérdame que me haga minimalista

Novedades en el blog

Bueno, tras toda esta parrafada por fin llegamos a la parte que más te interesa. Una mudanza significa una nueva casa y una nueva casa significa un montón de antes y después de esos estupendos que gustan a niños y mayores, ¡wooohooo!.

¡Wonderful! Pronto te presentaré la nueva casa, que va a tener más habitaciones que el piso de Madrid (o sea, más transformaciones). Tengo un montón de planes y ya estoy deseando meterle mano y empezar a pintar, cambiar y decorar, ¡qué ilusión!

De momento no te cuento nada más. Hay otras novedades pero las iré contando poco a poco.

Septiembre es mi mes favorito. Es el final del verano, el comienzo del otoño (mi estación favorita), hay algo especial y mágico en el aire que dice que un montón de cosas buenas están a la vuelta de la esquina, así que me siento especialmente sensible y quiero decirte que estoy super agradecida de que estés ahí al otro lado leyéndome. Que no soy la mejor relaciones públicas del mundo (todo lo contrario) pero que a través de este blog sí logro conectar con muchas personas y lo disfruto y lo aprecio muchísimo. Así que un besiño muy, muy grande.

¿Tienes ganas de ver la nueva casa?

Cuéntame cómo

44 Comments on “Noticias, novedades y cambios”

  1. Qué bueno! Te deseo lo mejor en esta etapa de tu vida! A mí me pasó algo más o menos similar. A los 24 años me fui de mi ciudad (Mar del Plata, Argentina) a 1500 km de distancia, Bariloche, Patagonia. Amé vivir lejos, conocer otros paisajes y conocerme a mí misma, medir mis fuerzas lejos de casa. Me casé, tuve mis hijas (y mi casa, mi perro, mi doctorado, mi trabajo estable como científica) en esos 13 años en Patagonia. Años de un inmensa cambio cualitativo. Pero a los 10 años aprox empecé a sentir que necesitaba otro cambio, que necesitaba volver a las pampas que marcaron mi infancia. A los 30 y pico me agarró la nostalgia de necesitar volver a las raíces. Y me planteé si no era injusto para mis niñas crecieran lejos de sus abuelos, tíos y primos, vínculos sagrados que marcaron mi infancia…. Así fue que pedí un traslado en mi trabajo (mi esposo igual, ambos somos científicos) y hace 5 años nos vinimos cerca del campo donde pasé los veranos de mi infancia. No volví a Mar del Plata, ya no estoy para grandes ciudades (mas que para ir de paseo), sino a Tandil, una ciudad mediana preciosa (cerca de MdP). No sé si voy a terminar acá el resto de mis días, eso lo dirá la vida. Pero sí veo claramente que es necesario alejarse para después poder volver, con otros ojos. Y que la tierra que marcó tu infancia tiene un mágico poder….

    1. Te entiendo perfectamente y creo que es un paso necesario, salir del nido, explorar y crecer, pero la verdad es que llega un momento que se hace muy duro vivir lejos de la familia. Me alegro de que tú y tu marido pudiérais volver 🙂 Un beso muy grande

  2. Bienvenida, se te extrañaba bastante. Felicidades en este proyecto y tu casa. No conozco Galicia pero en tus fotos se ve genial, el mar, la Brisa debe ser impresionante, el olor a sal, el viento frío en la cara en el invierno. El sonido de las gaviotas, como compite eso con Madrid, el ruido, el metro, la gente. Me encanta la idea de ver tu casa q seguro tiene una bugambilia y espacio p plantas. Que les vaya muy bien y claro q quiero ver los antes y después y a Peggy.

  3. Enhorabuena por ese esperanzador cambio!! Se te nota feliz e ilusionada, y eso siempre se contagia, tanto en un blog como en "vivo y en directo".
    Con muchas ganas de conocer tu casa nueva!!

  4. Hola María! Qué bueno leerte de nuevo! Te deseo lo mejor en esta nueva andadura…y lo mejor de todo…vas a transformar otra casa!! Oé, oé,oeeeé, oeeeé! Por cierto que me encantaría saber qué cara puso tú casera cuando vio cómo habías dejado el piso…seguro que ya lo tiene alquilado. No te da un poco de pena dejarlo, con lo bonito que lo tenías?
    Qué si quiero ver antes y después? Toma, Claro! 😉
    Bsos
    Leo

    1. La casera ya había visto las transformaciones así que no le pilló por sorpresa 🙂 La verdad es que no me da pena dejarlo porque soy muy culo inquieto y en seguida quiero cambiar las cosas. Ahora tengo una casa entera por delante, ¡yay! Un besazo 🙂

  5. Hola! Entiendo lo que dices de volver a vivir con tus padres, es que todavía te ven como una niña a la que tienen que proteger y cuidar (y controlar).
    Cuánto cambio!!! Pero como vais a un lugar conocido la adaptación para Mick no será tan difícil…Peggy creo que será la que mejor lo llevará en la naturaleza…jeje
    Deseando ver esa casa y las transformaciones. Bienvenida.
    Besos

  6. Muchísima suerte en tu nueva andadura. Para el blog lo mejor que puedes hacer es decorar otra casa desde cero, sabes lo cotillas que somos y que lo que más nos gusta es ver casas reales, de un tamaño real y con las problemáticas reales. Deseando verlo!

  7. Que bonita Galicia, siempre hay que volver y mas cuando tienes a la familia allí. Espero que vaya genial en esta nueva etapa, ya nos enseñarás todas las novedades de por allí. Aquí seguiré atenta a esta aventura que es volver a los orígenes de una misma.
    Besitos!

  8. ¡¡Ánimo con ese cambio!!, que seguro ha sido muy meditado. Os deseo que os vaya muy bien.

    En Galicia tendréis algo más de lluvia, pero dejaréis los calores veraniegos de Madrid.

    Y, "egoístamente", je,je, ese cambio nos va venir muy bien a tus seguidoras para ver tus antes y después de tu nuevo piso, nuevos diy… Como dice otra seguidora más arriba: Nos gusta ver casas reales, no de exposición. ¡Nos leemos!

    Saludos desde Badajoz, otro sitio de calores veraniegos.
    Maricarmen (@decoratupiso2015)

  9. Te entiendo! Yo también disfruto mucho cuando voy a casa de mis padres, pero cuando llevo unos días, necesito volver a mi espacio…es difícil lidiar con el sentimiento de "culpa" que surge porque ellos te quieren tener cerca todo el tiempo posible…en mi caso con la enfermedad de mi padre se acentúa, pero ya he comprobado que esas retiradas para respirar son necesarias y volver con ellos renovada.
    Me encanta la idea de nuevos pre y post! estoy deseando verlos. yo llevo 10 años en una ciudad que no es la mia y no la siento mia, y con unos deseos inmenso de encontrar ese lugar que sin duda tienen como requisitos imprescindible la cercanía con el mar y la naturaleza. Los que nacemos con el salitre pegado a la piel lo necesitamos…
    Suerte en este nuevo camino!

  10. "Hay algo especial y mágico en el aire que dice que un montón de cosas buenas están a la vuelta de la esquina". Qué… bonito, no se me ocurre otro adjetivo. Gracias.

    Una nueva etapa, emocionante. Seguro que con un montón de cosas buenas. Eso te deseo!!
    (¡Y nosotros que lo veamos!)

    Ah, ¡me quedé con ganas de ver tu "horroroso" baño, el más feo del mundo como creo que lo llamaste tú… Ja ja ja.
    Saludiños,

    Oli

    1. ¡Es verdad, lo había visto y no me acordaba! Muchas gracias.
      Feo, es un rato, sí… Es qe me sentía algo identificada.

      ¡Espero que en la casa nueva sea mejor!

      Gracias, guapa.
      Beso,

      Oli

  11. ¡Bieeeeen! Qué ganas de ver cómo le metes mano a esa nueva casa. Cómo entiendo ese sentimiento hacia Galicia… yo no sé si sería capaz de irme de aquí, al menos no por mucho tiempo. ¡Bicos!

  12. Enhorabuena María! Difícil decisión pero seguro que bien tomada. Yo como Madrileña nunca supe lo que era vivir fuera de Madrid hasta que me fui fuera de España. Ahora vivo en Málaga y mi sueño de vivir en una ciudad de clima templado y junto al martes se ha hecho realidad. La vida se hace menos pesada y queda mas tiempo para eso de lo que va la vida, vivir 🙂

  13. Me alegro mucho por ti y te deseo mucha felicidad en tu nueva vida.
    No me extraña que añores Galicia, yo me fuí de allí hace un año y la echo muchísimo de menos. Solo viví allí 5 años pero tu tierra me llegó al corazón.
    Ahora, gracias a ti, la sentiré más cerca.
    Estoy deseando ver tu nueva casa.
    Bicos y muchísima suerte!

  14. Un doble cambio, de ciudad, de casa, quien sabe muchos cambios más…
    Te deseo suerte, felicitaciones en su nueva vida em Galícia.
    Gracias por compartir com nosotros suas ideas que hacen la vida en nuestras casas más felices!
    Un beso de Brasil,
    Sandra

  15. jajajaja! Te entiendo perfectamente…
    A veces te leo ¡y cómo me siento de relacionada contigo! Nosotros también soñamos con un viaje (con muchos) en una camper… A los 21 fui a Madrid y cuando decidimos irnos (hace cuatro años) dimos el paso a la sierra ¡y ahora más lejos! jajaja, aunque eso sí, yo en Madrid, es dónde me siento como en casa 😉

    ¡Os deseo lo mejor de lo mejor! Seguro que es un cambio genial… Además yo doy palmas con las orejas, porque ahora habrá muchísimo contenido ¡estoy deseando verlo!

    Un beso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *