Una decoración feliz para una familia feliz

Una decoración feliz para una familia feliz

Preciosa decoración en la costa australiana

Esta cabaña cerca de la playa fue completamente renovada y ahora es una estilosa casa de vacaciones

Hoy empieza la primavera y se nota en el aire, en los árboles en flor, en el verde intenso del césped, en la temperatura y también en la decoración. Van apeteciendo cosas frescas, alegres y coloridas, como la casa de hoy.

Esta cabaña en la costa australiana pertenece a la interiorista Simone Haag, que ha hecho un trabajo fantástico en ella. La decoración es divertida y familiar pero también sofisticada y eso me encanta. Cuando tenga hijos no me gustaría que mi casa se convirtiese en un trastero lleno de trastos por todas partes, la verdad.

En la decoración de esta casa se combinan piezas de diseño con muebles de segunda mano y algunos otros de Ikea. En la mezcla está el gusto.

Una decoración feliz para una familia feliz

Una decoración feliz para una familia feliz

La interiorista define el estilo de esta casa como "California cool". Teniendo en cuenta que es una casa de playa, tiene todo el sentido del mundo.

Me encanta cómo ha utilizado materiales y fibras naturales para crear un dormitorio que sugiere relax y vacaciones. Es relajado sin resultar aburrido gracias al uso de texturas y a los detalles. Fíjate en los hollados de la colcha, muero de amor. Esa va al saco de futuros proyectos diy.

Una decoración feliz para una familia feliz

Los suelos y paredes fueron pintados de blanco, que refleja la luz del sol y da un aire muy playero.

Una decoración feliz para una familia feliz

Nunca pensé que la habitación de un bebé pudiese gustarme tanto. Me encanta el uso del mimbre, los detalles en las cortinas (otro posible diy, este es un blog de diy y decoración, así que siempre estoy ojo avizor) y esa alfombra en rojo. Es divertido sin resultar obvio ni megainfantilizado.

Una decoración feliz para una familia feliz

Una decoración feliz para una familia feliz

Una decoración feliz para una familia feliz

La habitación que menos me gusta es el salón. Creo que lo que no me convence es el color del revestimiento en la pared. Ya sabes que me encantan los colores oscuros pero en este caso, la combinación me resulta un pelín triste, como de cabaña junto al lago y aquí me parece que no pega. ¿Opinas igual?

Una decoración feliz para una familia feliz

Una decoración feliz para una familia feliz

El comedor y la cocina, en cambio, me requetechiflan. Las sillas rojas son un acierto total y la combinación con esas cortinas grises es genial. Lo obvio hubiera sido poner cortinas blancas, por aquello de que tienen un aire más playero y veraniego pero estas actúan como un perfecto telón de fondo para la mesa de comedor. Añaden profundidad y textura. Me encanta.

Por otro lado me gusta mucho el detalle de poner las juntas de los azulejos en negro. Le da un toque actual y la hace destacar. Es un detalle que me encanta y que estoy pensando incluir en la decoración de mi casa

Una decoración feliz para una familia feliz

Una decoración feliz para una familia feliz

Aquí está Simone posando con sus pelirrojos hijos. Para comérselos.

Si quieres ver más trabajos de Simone puedes visitar su página web y puedes ver más fotos de su casa en The Design Files.

Qué opinas de la casa de Simone, ¿te parece como a mí que el salón queda un poco triste?

7 comentarios:

  1. Chulisima la casita!!!

    Totalmente de acuerdo con el salón: esa pared oscura es un parche en relación al resto. Y lo que en mi opinión tampoco armoniza con el conjunto de la casa (aunque me CHI-FLA) es el baño.

    Tema habitación de los niños: ideal!!!! Pero el cestito de mimbre que se ve, ¿es una cuna, o un macetero????? Porque un bebé ahí...ejem...(tengo el modo práctico activado últimamente). Mi experiencia dice que mientras las criaturas aún no tienen criterio propio para opinar, se puede tener una habitación monisíiiiisima y ordenadíiiisima. Después la habitación va tomando visos se santuario de su personaje favorito (yo tengo el templo de Rayo Mc Queen) y ya la cosa pinta peor :-(

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una cunita, creo yo. ¿No funciona como cuna? :O Sí, ya imagino que cuando empiezan a tener sus gustos hay que respetarlo, jajaja. Me refería sobre todo al resto de la casa :)

      Eliminar
    2. Sí, es una cunita, y además una auténtica cucada! Pero me ha hecho gracia el tamaño tan mini (o al menos en la foto lo parece), que lo he visualizado de macetero para megaplanta como segunda vida :-)

      Eliminar
  2. La cabaña preciosa! Coincido en el color del salón contigo, queda tristón.
    La habitación infantil es preciosa... Ya quisiera yo tener la casa tan recogida con 2 enanos!
    En cuanto a las juntas negras de la cocina...yo estoy en ello! Y espero que el resultado sea igual de bueno!😜

    ResponderEliminar
  3. Se podría mejorar cambiando el sofá a esa pared y las butacas a la otra. Así chocarían menos los colores, demasiado negro junto.

    ResponderEliminar
  4. La verdad que sí, María, es el único "pero" que le pondría a la casa. Si pudiera elegir, me quedaría con el precioso verde que han escogido para el baño y la alfombra roja del dormitorio infantil. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Lo de las juntas un gran acierto!!!! Una casa junto al mar ya de por sí tiene muchos puntos extra.....me gusta.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.