La transformación de un viejo aparador

La transformación de un viejo aparador

Antes y después de un viejo aparador

Si piensas que el aparador de la abuela es demasiado anticuado para tu decoración, piensa otra vez. Te cuento cómo renovar un viejo aparador para adaptarlo a una decoración modena

Hace unas semanas me escribió Rosana, una chica muy maja qu etenía dos muebles hechos polvo heredados de su abuela. Los muebles tenían muchas posibilidades y, sobre todo, mucho valor sentimental. Ojalá conservara yo algún mueble de mi abuela :(

Me envió fotos de los muebles, a ver si se podía hacer algo con ellos y sí, por supuesto que se podía. El primero de ellos era un aparador de estilo clásico que seguro has visto antes:

La transformación de un viejo aparador

Aparadores de este estilo se podían encontrar a miles en los comedores y salones de las abuelas. Normalmente se colocaba un espejo encima y en él se guardaba la vajilla o la mantelería. El pobre aparador estaba necesitado de un poco de amor y de un nuevo look que encajara en la decoración "moderna con detalles personales y un poco infantiles" de Rosana.

Le hice una propuesta, le encajó y me envió los muebles... ¡desde Murcia! Eso es una fan y lo demás son pamplinas :)

Así quedó después de la transformación:

La transformación de un viejo aparador

El aparador es enorme, ocupaba toda la pared de mi salón (para que veas lo pequeño que es mi salón y mi casa en general). La verdad es que encaja perfectamente en mi decoración. Estuve muy tentada de hacerme el Andrés y quedarme con él :P

Un nuevo look para un viejo aparador

A la hora de renovar este aparador viejo, quería modernizarlo pero al mismo tiempo no quería que perdiese totalmente su identidad. En mi opinión, no tiene ningún sentido coger un mueble así de tradicional y pintarlo de colorines, por ejemplo. Es como ponerle una cresta a la reina de Inglaterra, simplemente no pega.

El objetivo era darle un toque fresco y actual pero conservando el espíritu clásico del mueble.

Cómo renovar un viejo aparador

Si tienes un mueble viejo que quieras renovar, para empezar tienes que desmontarlo y limpiarlo a fondo. Normalmente, estos muebles que se compran en tiendas de segunda mano o se heredan llevan una buena capa de suciedad acumulada. Límpiala bien y a continuación pásale una lija.

Si tienes un mueble clásico como este, no intentes ocultarlo. Resalta las partes más bonitas de su diseño y oculta aquellas que están más desgastadas o que no han soportado bien el paso del tiempo.

En este caso, los perfiles de madera y las patas talladas son los detalles que dan carácter a este mueble, por eso conservé el color madera en ellas, para que destacaran. Eso sí, el tono era demasiado oscuro para un look moderno, así que aclaré el color frotando esas partes con un trapo empapado en disolvente.

En cambio el frontal de los cajones y las puertas estaba en mal estado y, además, resultaba muy pesado para la decoración moderna de Rosana. Pintarlos era la solución ideal.

Protege las zonas que no quieras pintar y da primero una capa de imprimación antes de pasar a la pintura. Para el aparador de Rosana utilicé un blanco roto que le da luz y frescura al mueble, al mismo tiempo que respeta su carácter tradicional. Un blanco puro hubiese parecido demasiado nuevo para mi gusto.

La transformación de un viejo aparador

Un cambio de tiradores puede hacer maravillas por un mueble viejo. Yo utilicé unos tiradores de latón dorado recuperados para los cajones y unos tiradores de imitación hueso para las puertas. La idea era utilizar tiradores de formas simples y modernas pero nada ostentoso o excesivamente contemporáneo que pudiese estropear el look elegante que buscaba.

El detalle del ojo de la llave es otro guiño al diseño original.

La transformación de un viejo aparador

Aquí puedes ver la diferencia entre el antes y el después. Siempre lo digo, antes de deshacerte de un mueble viejo, piénsalo bien. Quizá todo lo que necesite es un poco de amor y un poco de pintura para convertirse en una pieza nueva que te robará el corazón.

La transformación de un viejo aparador

Este viejo aparador es el primero de los muebles que Rosana me envió para renovar. El otro es un mueble muy especial y muy buscado que en los últimos años ha pasado de ser una "baratija" a un mueble casi imprescindible en cualquier casa hipster-molona que se precie.

Si disfrutas viendo este tipo de transformaciones, no te olvides de visitar mi galería de muebles renovados.

¿Te gusta la renovación de este aparador?

14 comentarios:

  1. Qué bonito! Me encanta cómo te ha quedado!! 😍 Por cierto que me has dejado en ascuas con lo del mueble hipster...
    Bsos
    Leo

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Una preciosidad.....!! felicidades por un trabajo magnífico....

    Me han regalado dos mesitas de noche de madera maciza, preciosas, pero estan muy envejecidas, tengo clarísimo como las voy a tunear... estoy esperando al Handmade Festival del próximo mes en Barcelona para hacerme con algo de material que necesito, a mejor precio.... Prometo poner fotos del antes y el después, pero hasta las vacaciones no podré hacer nada.... ¡¡¡tienen un trabajo...!!!!

    ResponderEliminar
  3. Quéee bonito ha quedado, me parece precioso.
    Mantiene su esencia original, y ese toque de renovación, lo hace maravilloso.
    Enhorabuena, como siempre fantástico.
    Biquiños desde Vigo.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la elección que has hecho del blanco roto, el resultado es espectacular, ¡enhorabuena María!

    ResponderEliminar
  5. Realmemte encantador, la mayoria de la gente no aprecia esas curvas, piensan q un mueble moderno tiene que tener lineas rectas, pero ahi está la prueba de que no es imprescindible. Yo creo q ha quedado juvenil y muy actual. Me lo quedaría jejeje !!
    Un saludo, Arhuanu.

    ResponderEliminar
  6. Precioso. Yo hace tiempo también recuperé el aparador de mi abuela, iba con espejo. Puedes verlo en mi blog si quieres.

    ResponderEliminar
  7. ¡Te ha quedado fenomenal, María!
    Lo has a actualizado pero respetando su esencia y eso le encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Ha quedado chulísimo! El mueble especial es una máquina de coser? Mi abuela tenía una singer que es una pasada, de momento está en casa de mi abuelo y a mi me encantaría que me la dejara pero de momento la busco por ahí en tiendas de segunda mano porque yo creo que en la familia tiene más de un fan, pero es que esta está estupenda, al completo y... funciona! Me encantan, además creo que iría muy bien en mi salón...

    ResponderEliminar
  9. Ha quedado bellísimo. Siempre disfruto de esos cambios de look, sobre todo en muebles con valor sentimental. Tengo unos cuantos de esos esperando la transformación.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. con muy poco ha dado un gran cambio ese mueble, ahora queda menos pesado. Muy buen trabajo.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  11. Ha quedado chulisimo,hiciste bien en no sólo pintarlo y resaltar la bella madera. Seguro que ella tb está encantada. Qué mueble será el próximo? No tardes😉
    Buen finde! Besos

    ResponderEliminar
  12. Un cambio estupendo manteniendo la esencia original y el valor sentimental...deseando ver el otro!!!

    ResponderEliminar
  13. Una trabajo estupendo ¡me ha encantado! seguro que Rosana está supercontenta.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta el resultado, sobre todo se me va la vista hacia las patas y la moldura de la parte inferior. Pero lo mejor de todo es que no hay otro mueble igual en el mundo :)

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.