Mostrando entradas con la etiqueta Muebles reciclados. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Muebles reciclados. Mostrar todas las entradas

5 muebles renovados con mucho estilo

by 2/07/2017 12:00:00 a. m.
5 muebles renovados con mucho estilo
Foto: Amanda H Wood

Muebles renovados con estilo moderno

¿Buscas ideas para renovar un mueble viejo? Estos 5 muebles renovados con un estilo fresco y moderno encajarán perfectamente en tu decoración

En realidad esta lista iba a ser de 10 muebles renovados con estilo pero finalmente he tenido que dejarla en 5.

Me ha costado un montón encontrar ejemplos de muebles tuneados y renovados con gusto y un estilo actual. Primero porque muchos de los ejemplos que encuentro ya los había incluido en mi lista de los 50 mejores tuneos de muebles y no me gusta repetirme.

El segundo motivo es que parece que la mayoría de los muebles transformados que se ven por internet se quedan en una mano de pintura (además de efecto decapé en el 95% de los casos) y creo que eso ya está más visto que el tebeo.

Esta vez quería enseñaros cosas nuevas e inspiradoras, muebles renovados y convertidos en piezas completamente diferentes.

Ideas para renovar muebles viejos

Hay muchas formas de renovar un mueble y darle un nuevo aspecto que van más allá de darle una mano de pintura, por ejemplo:
  • Cambiar algún elemento. Pueden ser las patas, los tiradores, el sobre... A veces un simple cambio, como poner pomos nuevos, puede modificar completamente el look del mueble.
  • Cambiar el tapizado. En el caso de sillas y butacas, la forma más efectiva de renovar un mueble es cambiando el tapizado. Hasta la butaca de la abuela puede volverse hipermoderna tapizada con una tela moderna.
  • Añadiendo piezas. No se trata de cambiar piezas ya existentes sino de añadirlas. Ponle patas a un cajón para convertirlo en una mesilla de noche, añade puertas a una estantería para convertirla en una cómoda... hay un montón de posibilidades.
  • Pintándolo de otro color. Sí, es la opción más fácil y más obvia pero no por eso hay que dejarla de lado. A veces todo lo que necesitas es un cambio de color para que un viejo mueble se integre en tu decoración.
  • Utilizar otros materiales. Lana, cuerda, azulejos, decoupage, papel pintado...

Decorar con muebles renovados

Personalmente, me encanta decorar con muebles renovados. Por una parte son muebles completamente únicos, nadie más va a tener un mueble como el tuyo.

Por otro lado, es la forma más barata de tener piezas especiales en casa. ¿A quién no le gusta decorar con antigüedades o muebles de diseño? A todo el mundo. ¿A quién no le da la cuenta corriente para decorar con antigüedades o muebles de diseño? A la mayoría. Un mueble de segunda mano renovado con un look estiloso es la alternativa perfecta y para todos los bolsillos.

Otra ventaja (sí, hay más ventajas) es que puedes adaptarlo completamente a tu decoración porque tú eliges el color, el estilo y el acabado y, además, recuperar muebles viejos es mucho más ecológico que comprar muebles nuevos.

5 muebles renovados con mucha clase

Por si acaso no te he convencido todavía de las maravillas del mundo del mueble recuperado, mira estas 5 transformaciones que te van a dejar con la boca abierta:

1. Un look étnico para un mueble hecho polvo

por The Painted Hive

5 muebles renovados con mucho estilo

Kristine de The Painted Hive tiene un talento especial para renovar muebles y varios de sus proyectos te dejarán con la boca abierta pero este es, sin duda, mi favorito.

El mueble estaba roto y muy trasteado pero se aprecia que la forma es bonita y tiene muchas posibilidades. Lo más alucinante es que Kristine lo lleva por una dirección completamente inesperada y no se queda en lo obvio. Colocando puertas nuevas decoradas con stencil y pintando la estructura en grafito ha convertido un mueble destrozado en un aparador de diseño. Bravo.

2. La transformación de una mesa abandonada

por Canela y naranja

5 muebles renovados con mucho estilo

Marta, de Canela y naranja, ya aparecía en mi lista de los 50 mejores tuneos de muebles con una silla retapizada y vuelve a aparecer en este pequeño top 5, esta vez con una mesa.

Esta pobre mesa estaba viviendo en un gallinero (no me puedo imaginar una vida peor) hasta que Marta la rescató para convertirla en su nuevo escritorio. Un cambio de color en las patas y un nuevo sobre hecho con madera recuperada es todo lo que necesitó para renovar este mueble, que queda de 10 en la decoración de su casa.

3. Una silla renovada completamente

por Chairloom

5 muebles renovados con mucho estilo

Los chicos de Chairloom son tapiceros profesionales... y se nota. Sus trabajos y transformaciones son increíbles. Esta silla me gustó especialmente porque no es un simple cambio de tapizado, cambiando también las patas han conseguido un look fresco y renovado.

4. Una mesilla de Ikea se transforma

por Remodelaholic

5 muebles renovados con mucho estilo

En este caso el punto de partida es un mueble nuevo pero aún así quería compartirlo porque me encanta el resultado y porque es la prueba viviente de las muchas posibilidades que te dan los muebles renovados.

Las mesillas de noche Tarva de Ikea son la que yo tengo en mi dormitorio peeeeeero nadie lo diría porque están completamente irreconocibles. Las transformé en mesillas de noche rústicas.

Karisa de Remodelaholic ha transformado la misma mesilla pero con un resultado y estilo completamente diferente. ¿No te parece la leche?

5. De mueble desastroso a aparador mid century

5 muebles renovados con mucho estilo

Ahora toca un poco de miramiento de ombligo. Me vas a perdonar pero es que estoy un poco enamorada de mi mueble transformado. Lo compré por sólo 5€ y ahora es una de mis piezas favoritas. Puedes ver todo el proceso de renovación aquí.

¿Qué te han parecido estos 5 muebles renovados? Si quieres ver más transformaciones, pásate por mi galería de muebles reciclados de estilo moderno.

¿Te gusta incluir muebles renovados en tu decoración?

Antes y después de un mueble renovado

by 11/08/2016 12:00:00 a. m.
Antes y después de un mueble renovado

Una renovación total para un viejo mueble

Ana, una lectora de Dr. Livinghome, y su chico han transformado un viejo mueble en una absoluta belleza mid century. ¿No flipas con el resultado?

Una de las cosas que más me gusta de Dr. Livinghome es la posibilidad de inspirar a otros. No es que me crea Gandhi, ni nada parecido, pero sí sé que algunas personas se sienten inspiradas por lo que leen o ven en el blog. A veces a redecorar su casa, a veces a expresar su personalidad decorativa o a comprarse una planta o, en este caso, a renovar un mueble viejo (no te pierdas mi galería de muebles renovados).

Hace unas semanas Ana me escribió porque necesitaba ayuda con un mueble viejo al que tenía echado el ojo. Este mueble en concreto:

Antes y después de un mueble renovado

Ella y su chico lo habían visto en una tienda de muebles de segunda mano por 30€ y no se acababan de decidir a dar el paso sobre todo porque, como la propia Ana me contaba en el correo, no se consideran especialmente manitas. Por eso Ana me envió un email preguntando mi opinión, ¿merecía la pena comprar el mueble y renovarlo? ¿Qué haría yo con él?

El mueble tiene unas características muy interesantes porque tiene suficiente espacio para almacenar cosas y al mismo tiempo ocupa poco, así que se puede colocar en casi cualquier parte de la casa incluido el pasillo.

El aspecto exterior del mueble recesitaba una renovación como agua de mayo pero la estructura, que es en lo que hay que fijarse en estos casos, era perfecta: líneas rectas, cajones y puertecitas adorables, veta interesante.... el mueble tenía todas las papeletas de convertirse en una belleza. Por supuesto les animé a que se lanzasen a por él sin pensarlo un segundo más y les di unas cuantas opciones de cómo podían renovarlo.

Ana me respondió diciendo que les había dado el empujoncito que necesitaban, se fueron a por él y en seguida se pusieron manos a la obra. Después de todo el trabajo, Ana me mandó otro correo con el resultado final y, ¡no les ha podido quedar más bonito!

Eso sí, como dice Ana "ha sido todo un aprendizaje, madre mía...", porque renovar un mueble lleva trabajo aunque la satisfacción cuando terminas no se puede comparar a la que te da ningún mueble comprado. Te cuento un poco el proceso que siguieron:

Antes y después de un mueble renovado

Antes y después de un mueble renovado

Lo primero, desmontar el mueble decaparlo y lijarlo, para ver qué había realmente bajo ese barniz en mal estado. Siempre lo digo, cuando haces esto el mueble se convierte en un lienzo en blanco y ahí es donde ves claramente las posibilidades, como una chica guapa con un maquillaje horrible.

Ana me contó que al decapar y lijar el mueble se encontraron con que había distintos tipos de madera y el color no les convencía, por eso decidieron teñirlo.

Antes y después de un mueble renovado

Antes y después de un mueble renovado

Dejaron algunas partes de madera a la vista y pintaron otras de blanco porque como contaba Ana "no nos gustaba todo el mueble tan grande en el mismo color, y al estar en una zona de la casa que recibe menos luz nos parecía que iba a quedar más alegre". Me gusta mucho cómo queda la combinación, me parece que resalta más las características del mueble, como esa puertecita mini que es la cosa más riquiña del mundo.

El cambio en las patas ha sido fundamental para darle la estética mid century que buscaban.

Antes y después de un mueble renovado

El último toque fueron los tiradores. A Ana le pasó lo que a mí, que se volvió loca buscando unos tiradores que molasen y que pegasen con la estética y, como no los encontró en España, tuvo que comprarlos en el extranjero. En Illinois, para ser exactos. No me digas que no quedan perfectos con la estética del mueble renovado.

Antes y después de un mueble renovado

Antes y después de un mueble renovado

Antes y después de un mueble renovado

¡El cambio es espectacular! Quería compartirlo a ver si continúa el ciclo de la inspiración y hoy te lanzas a renovar ese mueble viejo que te tiene indecisa.

Ana se despedía en su email diciendo esto:

"Al final estamos bastante contentos con el resultado, muy contentos de hecho... Yo personalemente ahora ya sólo quiero empezar a deshacerme de las estanterías que tenemos e ir sustituyendo poco a poco por cosas con más personalidad... y como tenemos un presupuesto muy ajustado pues tendrá que ser hecho por nosotros sí o sí."

No me pudo hacer más ilusión leerlo, lo digo de todo corazón. Muchas gracias a Ana y a su chico por animarse a compartir el resultado, ¡os ha quedado genial! (¿cuántas veces os he dicho eso ya? ¿1.000? ¿10.000? 1Es que es verdad!)

¿A ti también te gusta la renovación del mueble?

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

by 10/13/2016 12:00:00 a. m.
Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

Cuando tienes que amueblar un piso, los mayores gastos son normalmente la cama y el sofá, pero cuando vives de alquiler no siempre quieres gastarte una pasta en muebles que pasado un tiempo no sabes si vas a poder conservar. Un sofá diy es una muy buena opción para tener un sofá bonito, moderno y económico.

Cuando Mick y yo nos fuimos a vivir juntos, nos mudamos a un piso sin amueblar. A los dos nos flipan los sofás de piel y estuvimos muy tentados de comprar uno pero, gracias a Dios, en el último momento cambiamos de opinión. ¿Para qué gastar 2.000€ en un sofá si no sabemos dónde vamos a vivir en un año? ¿Y si nos cambiamos de piso y el sofá no encaja en el nuevo? ¿Y si nos queremos mudar a otro país? No tenía sentido.

Tampoco queríamos quedarnos a medias y gastarnos 800€ en un sofá que no estuviese mal pero no fuese el ideal, así que buscando opciones más económicas nos gustó mucho este sofá.

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

Es simple, moderno, tiene un tacto super suave y además se convierte en cama (aunque sea una cama tan dura que no se la desearía ni a mis peores enemigos) y cuesta sólo 200€. "Suena maravilloso, ¿por qué hablas entonces de un sofá diy?" te preguntarás, pues mira esto:

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

Sí, señor, tiene las patas más horrendas de la historia de la humanidad, además de que ocupan un montón de espacio porque están diseñadas para aguantar el peso del sofá, tanto en formato sofá como en formato cama.

En el anterior piso el sofá estaba en medio del salón, o sea que, aparte del daño a los ojos, no hacían mucho mal pero en la decoración de este salón tenemos el sofá contra la pared y con esas patas era imposible. Aquí hace su aparición el diy y su capacidad para transformar lo feo en bonito.

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo
Foto: Dust Jacket

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo
Foto: The Design Files

Diy sofá

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo
Esas ruedas que ves en la foto formaban parte de un experimento que salió fatal. Consejo: no trates de ponerle ruedas a tu sofá ;)

Materiales:

  • Metro o regla
  • Lápiz
  • 5 patas cónicas
  • 5 tuercas de embutir (que encajen con la rosca de las patas)
  • Tablero de las medidas del sofá (en este caso 180x60cm)
  • Tinte para madera (opcional)
  • Barniz


Herramientas:
  • Taladro
  • Broca para madera (un poco más pequeña que las tuercas de embutir)


Paso 1. Marcar la posición de las patas

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

Con un metro o una regla, marca los 5 puntos donde irán las patas. 2 en la parte frontal y 3 en la parte trasera. No pongas las patas demasiado cerca de los bordes, deja al menos 15cm.

Paso 2. Hacer los agujeros con el taladro

Ahora que ya tienes marcados los puntos, haz los agujeros con el taladro.

Paso 3. Enroscar las patas

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

Para enroscar las patas, a mí me resulta más fácil poner primero las tuercas en las patas y enroscarlas así a la plataforma.

Paso 4. Barnizar la plataforma

Antes de darle dos capas de barniz mate transparente, teñí la madera de color cerezo porque no me gusta la madera muy, muy clara.

Paso 5. Atornillar la plataforma al sofá

Utiliza los propios tornillos que sujetaban las patas para atornillar la plataforma al sofá. Para marcar la posición exacta de los tornillos, utiliza el truco de la pasta de dientes para colgar cuadros en la pared que os expliqué en este post.

Pon un poco de pasta de dientes en los agujeros donde van los tornillos en la base del sofá y después coloca el sofá sobre la plataforma (necesitarás ayuda para hacer esto). Donde estén las marcas de la pasta de dientes, es donde tendrás que hacer los agujeros para poner los tornillos.

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

Si sabes coser, puedes crear la plataforma y hacer cojines a medida para tener un sofá diy 100%.

No sabes cuánto detestaba esas patas largas y cuánto me he reenamorado del sofá con el cambio. Desde que cambié las patas todo el mundo me dice que es un sofá precioso, ¿a que no parece un sofá diy?

La moraleja aquí es que antes de deshacerte de un mueble que ya no te enamora, párate a pensar si puedes darle una nueva y fabulosa vida haciendo algunos cambios. Puede ser mucho más reconfortante que comprar una pieza nueva.

Y para terminar, una imagen que puedes pinear, twitear y compartir donde quieras:

Diy sofá. Un pequeño cambio que transforma todo

¿Te gusta el cambio?

Cómo tapizar una silla en piel. Antes y después

by 9/20/2016 12:00:00 a. m.
Cómo tapizar una silla en piel

Cómo tapizar una silla en piel

Tutorial paso a paso para cambiar el tapizado de una silla y transformar una silla anticuada en una nueva y moderna

Ya sabéis lo mucho que me gusta comprar muebles de segunda mano (o rescatarlos de la basura directamente (como esta silla reciclada de estilo boho) para darles una nueva vida. Cuando se trata de sillas casi siempre significa un cambio de tapizado, por eso hoy os cuento cómo tapizar una silla.

Cómo cambiar el tapizado de una silla vieja

Me encanta reciclar muebles y transformar lo feo en bonito. Me resulta muy reconfortante darle a muebles descartados una segunda oportunidad y, ademas, es algo que me sale de forma muy natural. Es ver un mueble de este tipo y automáticamente aparece una imagen en mi cabeza del cambio que le daría. En este caso, fue ver esta silla viejita...

Cómo tapizar una silla en piel
Si te fijas, aquí se puede ver el caos de mi salón antes de ser decorado en condiciones. Era una especie de almacén de cajas sin abrir, muebles viejos... ¡y así estuvimos meses!

... y pensar: tengo que tapizarla en cuero negro. La encontré en Wallapop por 15€. El tapizado era un espanto y el barniz estaba en muy malas condiciones pero la forma fue lo que llamó mi atención. Era una imitación de las sillas mid century de estilo escandinavo que tanto me gustan.

Cómo tapizar una silla en piel
Foto: Made in Persbo

Cómo tapizar una silla en piel
Foto: Hateco

Ya había renovado el tapizado de otras sillas antes pero esta era mi primera vez con el cuero y resulta que para que el tapizado en piel quede bien necesitas conocer un pequeño truco que te cuento hoy. Allá vamos, veamos cómo tapizar una silla en piel.

Cómo cambiar el tapizado de una silla

Cómo tapizar una silla en piel

Materiales:
  • Plancha de espuma del tamaño del asiento (la mía tiene un grosor de 5cm)
  • Guata
  • Piel
  • Tela negra (loneta, por ejemplo)
  • Lino (opcional)
  • Tachuelas de tapicero.


Herramientas
  • Alicate sacagrapas
  • Grapadora
  • Tijeras
  • Cutter


Paso 1. Desmontar la silla y quitar el viejo tapizado

Cómo tapizar una silla en piel
Aquí se ve lo destrozados que estaban los extremos del respaldo, de lo cual no me avisaron cuando la compré :/

La primera vez que cambié el tapizado de un mueble, lo que más me sorprendió fue la cantidad de grapas que lleva. Son muchísimas y tienes que quitarlas una a una para poder deshacerte del tapizado viejo. No es la parte más divertida pero no queda otro remedio.

Como no me gustaba el color (y además el barniz estaba hecho polvo), decapé la silla entera para poder teñirla en color roble y barnizarla de nuevo. Nunca explico el proceso del decapado en detalle porque ya hay cientos de post en internet explicando cómo hacerlo pero cuéntame, querida lectora, ¿te interesaría un post sobre el tema?


Paso 2. Colocar la espuma

Coloca el asiento sobre la espuma y marca con un rotulador la forma del mismo para después cortarla. Hay herramientas específicas para cortar espuma pero con un cutter te puedes apañar.

Cómo tapizar una silla en piel

Corta un trozo de guata suficientemente grande para casi envolver el asiento completo. Colócalo sobre la mesa, encima la espuma y encima el asiento. Pon una grapa en cada uno de los cuatro lados.

Cómo tapizar una silla en piel

Dobla las esquinas como si estuvieras envolviendo un regalo y pon ahí otra grapa. Después corta el exceso de guata.


Paso 3. Cortar la piel

Cómo tapizar una silla en piel

Cortar piel es fácil, utiliza unas tijeras para cortarla como si de una tela cualquiera se tratara. Verás que es un poco más dura pero no tendrás problema. Coloca el asiento con la guata encima de la piel y corta la piel de forma que casi pueda envolver el asiento. A la hora de tapizar una silla (y cualquier otro mueble) es mejor siempre contar con tela/piel de sobra y después cortar el exceso que ser tacaña y quedarse corta.


Paso 4. Mojar la piel

Cómo tapizar una silla en piel

Este es el paso que diferencia cómo tapizar una silla en piel del tapizado en tela. La piel cede mucho, así que necesitas que esté muy tensa para que con el uso no se quede como una pasa arrugada. Si mojas la piel, esta se reblandece y se expande. Mójala con una esponja y estírala todo lo que puedas de forma que el tapizado quede muy tirante. Cuando seque, quedará más tirante todavía evitando el efecto pasa arrugada del que hablamos.


Paso 5. Grapar la piel

Cómo tapizar una silla en piel

Empieza por poner una grapa en cada uno de los cuatro lados, igual que con la guata. Estira la piel todo lo que puedas para que quede bien tensa.

Cómo tapizar una silla en piel

Con las 4 grapas ya colocadas, has fijado la posición de la tela (cuero en este caso). Partiendo de cada una de esas 4 grapas y moviéndote hacia las esquinas, pon el resto de grapas tensando bien el cuero en cada momento. De nuevo como con la guata, dobla las esquinas como si estuvieras envolviendo un regalo y grápalas. Corta el exceso de piel.

Verás que todas esas grapas, las cinchas, la guata asomando... no son lo más estético del mundo. Corta un trozo de tela negra a medida y grápalo a la silla, tapando todas las "tripas".


Paso 6. Colocar la tela

Este paso es opcional. Puedes tapizar la silla entera en piel, si lo prefieres, pero a mí me gustaba la idea de introducir un poco de contraste con otro tejido. Estoy enamorada del lino, de su color, su textura y su aspecto. Me pareció que quedaría muy bien con el cuero negro y con otra silla reciclada que ya tenía en mi salón.

Cómo tapizar una silla en piel
Aquí también se ve lo hecha polvo que estaba la silla en los extremos.

El frontal lo tapicé en cuero. De nuevo, es muy importante mojar bien el cuero para que se adapte a formas curvadas como esta y la silla quede bien tapizada. Cuando termines es posible que te quede alguna arruguilla, pero en cuanto se seque desaparecerá.

Cómo tapizar una silla en piel

Para colocar la tela/piel de la parte trasera, de nuevo vamos a empezar por el centro para ir avanzando hacia los extremos. Grapa unos 10 cm en el centro, en la parte de abajo, tensa la tela, dóbla el borde un poco y sujétala a la parte de arriba con las tachuelas de tapicería. Coloca las tachuelas a la misma distancia o parecerá una chapucilla.

Grapa otros 10 cm abajo, tensa la tela, dobla el borde y sujétala con las tachuelas de tapicería, repitiendo el proceso una y otra vez hasta que sólo te queden los dos extremos. Entonces grapa la tela en los extremos, en la zona que quedará tapada por los resposabrazos.


Paso 7. Montar la silla

Vuelve a colocar las piezas en su sitio, poniendo los tornillos correspondientes.

Cómo tapizar una silla en piel

Cómo tapizar una silla en piel

Cómo tapizar una silla en piel

Cómo reciclar una silla cambiando el tapizado

Así es cómo se tapiza una silla en piel, convirtiendo un adefesio en mal estado en una de las piezas fundamentales de mi decoración, que me acompañará durante años.

Si te gusta recuperar muebles no te pierdas mi galería de muebles reciclados modernos.

Aunque la estructura parecía en perfecto estado, al quitarle el tapizado viejo, me di cuenta de que uno de los extremos del respaldo estaba sujeto práticamente sólo con las grapas. El contrachapado había cedido y el tornillo que lo sujetaba se quedaba suelto, con lo cual al sentarse el respaldo se movía. El apaño de las grapas lo único que hizo fue acabar de destrozar el contrachapado.

Tuve que colocarle tornillos nuevos gordos y extralargos para evitar que el respaldo de la silla se moviera al sentarse. La persona que me la vendió no me lo advirtió y a simple vista no se veía. Aunque al tapizarla la silla ha quedado fenomenal, me pareció fatal que no me avisara. Menudo cabreo me pillé, ¿te ha pasado algo parecido alguna vez? Y, qué me dices del post sobre cómo decapar, ¿te interesaría?

Ikea hack: mesilla de noche rústica

by 3/29/2016 12:00:00 a. m.
Ikea hack: mesilla de noche rústica

Cuando buscaba mesillas para nuestra habitación, tenía claro que quería una mesilla de noche rústica, antigua, de formas simples. Este tipo de mesilla de noche no es nada fácil de encontrar porque no es un mueble que la gente conservara, ya que no se percibía como valioso. Eran muebles baratos que se tenían sobre todo en los pueblos y muchos han acabado alimentando hogueras de San Juan. Si encuentras una de estas mesillas de noche rústicas, normalmente las encuentras en anticuarios y tiendas vintage con un precio de anticuario y tienda vintage, o sea, bastante caras.

Cada vez compro menos en Ikea porque estoy completamente entregada al reciclaje, el diy y el mundo segunda mano (no sé cómo pude vivir todo este tiempo sin estos conceptos) pero, al echar un vistazo en su web, descubrí la mesilla Tarva y pensé que sería un buen punto de partida para "crear" una falsa mesilla de noche rústica antigua a partir de una nueva:

Ikea hack: mesilla de noche rústica

Me preocupaba que quedara un resultado muy falsudo y cutre, quería conseguir un resultado lo más realista posible, así que busqué muebles rústicos antiguos para imitar el acabado:

Ikea hack: mesilla de noche rústica
1 - 2 - 3 - 4 - 5

Si te fijas en las imágenes, la característica principal en los muebles de este tipo es la imperfección. Son muebles antiguos, muy trasteados, con lo cual no sólo la pintura está en mal estado, también la madera, las puertas cuelgan un poco, los bordes están llenos de marcas... si queremos conseguir una mesilla de noche rústica realista debemos imitar ese efecto.

Ikea hack: mesilla de noche rústica

Materiales

  • Mesilla Tarva de Ikea
  • Pintura
  • Tinte para madera. En mi caso, color cerezo
  • Martillo y clavos
  • Herramientas varias para darle una paliza: cadenas, martillo, destornillador...
Si además quieres cambiar el cajón por una puerta, necesitarás:

  • Tabla de 43,5x10cm, para hacer la puerta más grande
  • Tablillas para el borde: 2 piezas de 32,3x3,5cm y 2 piezas de 36x3,5cm
  • Cola
  • Masilla para madera
  • Lija
  • Tirador estilo rústico
  • Bisagras
  • Cierre de imán


Paso 1. Montar la mesilla

Siguiendo las instrucciones de Ikea, montamos la mesilla completa. Si quieres cambiar el cajón por una puerta como hice yo, no montes el cajón.

Paso 2. Darle al mueble una auténtica paliza

Ikea hack: mesilla de noche rústica

Armada cual matón de la mafia rusa, tienes que darle una paliza al mueble. A mí me dio hasta pena la pobre mesilla. Tienes que pegarle mucho, para que los golpes estén distribuidos por todas partes y la madera parezca vieja y trasteada, no un trozo de madera nueva al que le has dado un golpe; para conseguir este resultado la cadena es genial. Concéntrate especialmente en las esquinas y los cantos, que queden bien magullados. El martillo viene bien para darle algún golpe fuerte aquí y allá, incluso arrancando algún pequeño trocito de madera.

Paso 3. Teñir la madera

Ikea hack: mesilla de noche rústica

Con el paso del tiempo el pino va amarilleando y oscureciendo, así que si quieres que la mesilla parezca rústica y vieja tienes que teñir la madera. Yo utilicé un tinte color cerezo, que tiene un tono dorado muy bonito. Reparte el tinte con una brocha, eliminando el exceso con papel de cocina o un trapo. Aviso: ponte guantes o acabarás con las uñas negras.

Paso 4. Pintar (mal) el mueble

Ikea hack: mesilla de noche rústica

Cuando haya secado el tinte, pinta la mesilla utilizando una brocha. En esta ocasión utilicé pintura blanca acrílica satinada normal y corriente en lugar de chalk paint, y la verdad es que me encanta el resultado. El truco para un acabado rústico realista es pintar el mueble muy mal, sin tener cuidado de dejar gotas o manchurrones y dejando zonas sin cubrir, especialmente las patas, los bordes y las esquinas.

Colocar la puerta (opcional)

Me gustan las mesillas con puerta, me parecen mucho más útiles para guardar cosas que los cajones, además una puerta pegaba con el estilo rústico que le quería dar. Si quieres cambiar el cajón por una puerta estos son los pasos:

Paso 1. Montar la puerta
Ikea hack: mesilla de noche rústica

Para la puerta vamos a utilizar el frontal del cajón y le pegamos la tabla de 43,5x10cm utilizando cola. De esta forma, la puerta parecerá más grande. Como la tabla del frontal del cajón está biselada, quedará un huequito entre las dos piezas. Cuando la cola esté seca, rellena el hueco con masilla. Pasa una lija fina cuando la masilla haya secado.

Paso 2. Colocar el borde de la puerta
Ikea hack: mesilla de noche rústica

Este detalle no es necesario, pero ayudará a darle el estilo rústico que buscamos. Pega las 4 piezas sobre la puerta utilizando cola. Para darle un aire más rústico y antiguo, clava un clavo en cada uno de los extremos de cada pieza. No te preocupes de conseguir un resultado perfecto sino todo lo contrario. Recuerda que se supone que nuestra mesilla rústica tiene más años que la orilla del río, así que es normal que alguna de las piezas se haya desplazado un poco y quede un poquito torcida, por ejemplo.

Paso 3. Sigue los mismos pasos que con el mueble, dale una paliza, tiñe la madera y después píntala
Ikea hack: mesilla de noche rústica

Paso 4. Clava la pieza que sería el fondo del cajón, cubriendo el agujero de la base
Ikea hack: mesilla de noche rústica

Paso 5. Coloca el tirador y las bisagras
Ikea hack: mesilla de noche rústica

Atornilla el tirador y las bisagras a la puerta. De nuevo, no te preocupes si la puerta no queda perfectamente colocada, si queda un pelín torcida, mejor.

Paso 6. Cierre con imán
Ikea hack: mesilla de noche rústica

El mueble no viene preparado para una puerta, sino para un cajón, si no colocas algún tipo de cierre, la puerta se quedará colgando.

Ikea hack: mesilla de noche rústica

Así de bonita queda la mesilla de noche rústica una vez acabada. Bastante realista, creo yo, sus múltiples imperfecciones le añaden carácter.

Ikea hack: mesilla de noche rústica
Ikea hack: mesilla de noche rústica
Ikea hack: mesilla de noche rústica

Ahí está la falsuda mesilla de noche rústica colocada en su sitio, en nuestra habitación. Son un pelín grandes para la habitación que tenemos ahora, entre 5 y 10cm menos de ancho hubieran sido perfectas pero de momento Ikea no hace muebles a medida ;)

¿Te gusta el resultado? ¿Crees que da el pego?
Con la tecnología de Blogger.