Antes y después. Una cómoda mid century

María · Dr. LivinghomeMuebles renovados, Muebles renovados destacado37 Comments

Antes y después. Una cómoda mid century

La renovación de una cómoda mid century

¿Sabes la típica foto donde aparece una florecilla en medio de un territorio arrasado por la guerra como símbolo de que hasta en la más oscura de las situaciones siempre hay lugar para la alegría y la esperanza? Pues eso es este rinconcito. En medio del caos de mi salón aparece la florecilla que os traigo hoy.

Hace unas semanas os pedí ideas para transformar este mueble:

Antes y después. Una cómoda mid century

Un mueble con las medidas perfectas y un precio maravilloso (5 euricos) pero una apariencia… mmm… en fin… poco agraciada. Aparecisteis como el séptimo de caballería aportando mil ideas (gracias, gracias, gracias, gracias y gracias) y de entre todas ellas, Andre (además de ser majísima y abrir hasta un tablero de Pinterest para que me inspirara) dio en el clavo cuando escribió “Y si cambias las patas (en caso que se pueda) también pegará un cambiazo el mueble”.

Las patitas eran mi parte favorita del mueble pero es cierto que condicionaban todo el look, igual que las molduras. Así que le eché un vistazo un poco más en profundidad (sí, yo soy de esas que compra camisetas con rotos y descosidos porque no se fija) y vi que era muy fácil quitarle las patas y que las molduras también saldrían fácilmente porque por las esquinas ya se estaban despegando (sí, hija, por 5€ qué quieres).

Antes y después. Una cómoda mid century

Antes y después. Una cómoda mid century

Antes y después. Una cómoda mid century

Hay 3 características principales en un mueble mid century:

  1. Líneas rectas.
  2. Patas cónicas.
  3. Tiradores integrados (o sea, o una pieza de la misma madera o un troquel).

Sin patas ni molduras el mueble cumplía la primera premisa, líneas rectas.

Antes y después. Una cómoda mid century

Antes y después. Una cómoda mid century

Básicamente era una caja bastante trasteada, con los cantos y los lados especialmente estropeados. Lijé todo el mueble y me sorprendió lo bonita que es la veta de la chapa (porque es chapa, no madera, recordemos, 5€).

Antes y después. Una cómoda mid century

Una pena que, como he dicho, los cantos y los lados estuviesen tan estropeados que era imposible dejarlos a la vista. Me apetecía dejar toda la madera a la vista pero quedaba fatal, así que cubrí los rayazos, rotos y agujeros con cera y pinté esas partes con spray negro.

Antes y después. Una cómoda mid century

Antes y después. Una cómoda mid century

Ya sólo quedaban los otros 2 elementos mid century, las patas cónicas:

Antes y después. Una cómoda mid century

Y los tiradores integrados, que hice cortando dos piezas de madera y tiñéndolas del mismo color que el mueble.

Antes y después. Una cómoda mid century

Antes y después. Una cómoda mid century

Y así es como un mueblecito sin mucho encanto se transforma en un mueble mid century. Mirad lo bonita que queda la veta de la madera en las puertas, nadie diría que costó 5 pavetes.

Antes y después. Una cómoda mid century

Antes y después. Una cómoda mid century

Antes y después. Una cómoda mid century

Mueble reciclado. Una cómoda mid century

Me encanta el resultado pero no pega con lo que estoy haciendo en la habitación. Después de darle mil vueltas e intentar encajar las piezas a la fuerza decidí que el salón era su sitio natural y, desde entonces, la habitación fluye mucho mejor. Así que ahí va un consejo decorativo: si una pieza con encaja no transformes todos tus planes para intentar que la cosa funcione porque, como decía un jefe mío, pidieron un perro, queríamos un camello y al final tenemos un perro con joroba.

Sigo dándole duro a la habitación y creo que os la podré enseñar prontito. Estoy muy contenta con como está quedando y creo que os va a sorprender, ¡qué garvios! (eso es una mezla de ganas y nervios).

Mientras tanto, ¿te gusta cómo ha quedado mi rinconcito de paz en medio del caos?

Cuéntame cómo

37 Comments on “Antes y después. Una cómoda mid century”

  1. Bromeas, que si me gusta? tú te crees, pues claro que me gusta, me encanta!!!
    No me esperaba que le quitaras las patitas, y espero que no las hayas tirado. Si no sabes qué hacer con ellas, yo gustosamente las acojo en mi casa. Pero de verdad de la buena, que estoy que me muero por si encuentro una mesita con patitas así. Yo sólo encuentro sillas, en la calle claro, si la compro seguro que me costaría dinerillo y no me apetece gastarme ahora jajajaja. Qué morro tengo, pero hasta que no liquide lo que tengo, no entra ni un mueble en casa.

    Pues me encanta el estilo que le has dado a la mesita, muy retro. Esas patitas cónicas las tengo vistas para un trabajo, me ha hecho gracia que precisamente esas hayas elegido.
    Y los tiradores son una pasada de chulos!!! pero no sé cómo los has hecho, en la foto no entiendo bien el procedimiento. Y a la madera le has puesto algún tinte o barniz? combina genial con el negro. Sin duda un gran cambio, has acertado de pleno, y si en el dormitorio no encajaba, pues al salón se ha dicho.
    Fíjate que espacio tan acogedor has creado con el sillón que también restauraste. Esos detalles le quedan genial, pero me queda una duda. El interior de la mesita, qué le has hecho al final? lo siento, hoy estoy preguntona …….
    Yo sabía que me gustaría porque me encanta tu estilo y la forma de trabajar, y me has sorprendido muy gratamente. Ya tienes un espacio menos que decorar de tu casita. Ahora a seguir con el dormitorio, que claro que nos va a gustar. Bueno, hablo por mí jijijij.
    Echaba en falta ver un trabajo tuyo y me quedo más que satisfecha. Eres una artistaza, uy lo que te queda por sorprendernos…..
    Un besazo guapa, feliz finde!!!

  2. Hello!!!
    Vaya cambiazo, genial.
    Te había visto por diariodeco, pero no había encontrado el momento de pararme por tu blog. Bueno últimamente no paso casi por el mío …..
    En fin, genial el cambio de estilo. Sinceramente soy más de mantener el propio estilo, pero sinceramente este mueble nació para ser midcentury total !!!!
    Quien le pondría esas patas luis XV??? No entiendo !!!

    Enhorabuena guapa !!!

  3. Me encanta, me ncanta , me encanta… te ha quedado genial y me gusta mucho el giro que ha tomado el mueble. Felicidades!

  4. Ostras! Me encanta! Nadie diria que es el mismo mueble! Desde luego te la has ingeniado de maravilla! Miro y remiro y me gusta cada vez más…también como lo has decorado.felicitaciones! Tu casa quedará preciosa! Y ahora a buscar otra cosa para la habitación…jeje
    Gracias por ese trocito de casa….
    Buen finde! Besos

  5. Hola Bea!! Las patitas las guardé, son una ricura 🙂 ¿Por qué será que la gente abandona tantas sillas pero no otro tipo de muebles? Es curioso.
    Respecto a las preguntas:
    1. Tiradores. Tienes toda la razón, no he explicado bien el proceso pero es que fue un poco improvisado. Corté dos trozos de madera finos del mismo largo (me hubieran gustado más si fueran todavía más finos pero tenían que tapar muchas imperfecciones, la cerradura…). Después les corté los dos extremos en ángulo (como se ve en la foto) y los lijé bien para suavizar los bordes. Los teñí del mismo color que la madera del mueble para que quedaran bien integrados, aunque se nota una ligera diferencia.
    2. Madera. La barnicé con goma laca transparente. El color es el natural de la madera, ¡es precioso! La goma laca lo que hace es darle brillo a tope.
    3. Interior. De momento no le he hecho nada. Quería forrarlo pero no he encontrado un papel que me convenza, así que por lo pronto así se queda. Cuando lo encuentre y lo forre lo subiré para que lo veais.

    Jo, ya sabía yo que echabais en falta que subiera DIYs o transformaciones. Quiero acabar la habitación para enseñárosla completa y no a trocitos y ya queda poco, lo prometo! Un beso enorme y muchas gracias por ese pedazo de comentario 🙂

  6. Hola tocaya! Me alegro de que te hayas decidido a entrar.
    Te entiendo perfectamente con lo de no parar casi ni por tu blog 😀
    Yo también soy de mantener un poco la esencia pero es que la esencia de este no me convencía, jajajaja. Un beso y muchas gracias

  7. Hola Sofie!! Muchas gracias 🙂 Al final creo que no voy a poner nada en la habitación porque quedaba demasiado encajonado.
    Por cierto, el link que pones a tu blog no funciona, creo que te falta el blogspot!
    Gracias a ti por comentar siempre con tanto cariño. Un besote y buen finde

  8. Que si me gusta??? Me flipa TODO. Menudo cambio y sobre todo que estilo le has dado, nada que ver con el original.
    La veta del chapa la verdad que preciosa y los tiradores, vamos que me gusta todo.
    Si, con ganas de ver vuestra habitación, que estoy pensado en animarme y cambiar la mía.
    Gracias por compartirlo.
    Un beso guapa!

  9. La veta es preciosa! En la foto no se aprecia bien pero tiene unos brillos muy bonitos. Anímate con la habitación! A veces cambiando cuatro cosas ya le damos otro aire! Un beso y gracias a ti por venir a verlo 🙂

  10. Pero qué cambio!!! Estoy alucinada con la capacidad que tienes de transformar cosas olvidadas en objetos perfectos. Me ha hecho mucha gracia lo del perro jorobado!!! Lo tendré en cuenta. Jajaja.
    Buen finde!!

  11. Pero qué monería!! Me gusta muchísimo (negro y madera es una combinación que me chifla) la veta es una preciosidad y el rincón entero tiene mucho carácter!

  12. Estoy literalmente con la boca abierta… Es increíble cómo, con un cambio tan sutil (porque realmente no le has metido tanto la mano), el resultado es tan diferente. Me encanta cómo te ha quedado y cómo se ve con las cositas que le has puesto encima. ¡Te doy un 10!

  13. Te ha quedado preciosa!vaya cambio!Ademas la satisfación de haberlo uno mismo motiva mucho mas 🙂 . Y estoy contigo en lo de cambiar el mueble de habitación, a veces aunque no lo veamos desde el principio hay muebles que tienen su sitio perfecto, donde quedaran muchísimo mejor.

  14. Me dejas sin palabras… con unos pequeños detalles y lo diferente y cambiada que se ve… realmente tienes unas manos increíbles ¡¡y además haces que todo parezca tan sencillo!! Me muero de ganas de ver más… 😀

  15. BOOM!

    Y

    WOW!

    Primero, que honor que me hayas mencionado, me he puesto como un tomate de rojo ^^

    Y luego: ¡qué pedazo de cambio! Es cierto que las vetas le dan un aire totalmente nuevo, le ha añadido como movimiento y apariencia de madera buena, buena. Ha quedado preciosa. Y que pena que no te encajase en la habitación pero ha quedado un rinconcito muy majo ¡ahora tiene pinta de ser un mini bar de lujo! Me encanta lo del negro y las patas porque, aunque antes eran cucas, parecía un señor muy gordo con piernas pequeñitas. Ahora el conjunto es super estilizado y ligero, o al menos esa es la impresión visual que me da 🙂

    ¡Un besote!

  16. Muchas gracias por tu comentario guapa! Me he reído con lo del señor gordo con unas piernecitas pequeñas, tienes toda la razón!! 🙂 Cómo no te iba a nombrar si fuiste mi inspiración? Un beso!

  17. Hola María!
    Me encanta como te quedó la cómoda. Hace tiempo que le tengo el ojo puesto y ahora que estoy renovando un mueble viejo me estoy inspirando mucho en el tuyo.
    Tengo una pregunta, como pusiste las patas con rosca en el mueble? Hiciste un agujero con un taladro? Porque veo que las patas que tenías previas iban con 2 tornillos y los agujeros quedaban a los lados, o sea que supongo que no los pudiste aprovechar, que es lo que me pasa a mí.
    Muchas gracias por adelantado!

    1. Hola Lluïsa! Las patas anteriores iban sujetas con un tarugo. Para encajar las nuevas hice un agujero con un taladro y le puse unas tuercas de embutir en las que enrosqué las patas nuevas. Mi consejo es que lleves una pata a la ferretería y les pidas tuercas de embutir de la medida adecuada, y también la broca necesaria. Muchas gracias a ti y más te vale enviarme fotos del antes y después cuando lo hayas terminado 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *